Tapón mucoso

Una de las frases que más escuchas cuando está finalizando el embarazo es Tapón Mucoso. La frecuencia se debe a que, es uno de los síntomas que desencadena el proceso de parto, aunque todavía falten algunos días. Conoce a continuación qué es, cuándo sale y qué significa su expulsión en los últimos días del tercer trimestre.

¿Qué es el tapón mucoso?

Se define exactamente como la mucosidad o elemento en forma gelatinosa, que sella el cuello del útero, impidiendo la comunicación con la vagina. Sirve como barrera física e inmunológica, que protege el feto y al útero de agentes infecciosos provenientes de la vagina. Este gel es secretado por el canal cervical. Está compuesto por agua, proteínas y estructuras de glúcidos que le confieren las características mucosas.

¿Cuándo sale el tapón mucoso?

Este sale cuando el cuello del útero empieza la fase de dilatación y afinamiento para iniciar el parto. La expulsión se puede dar de forma progresiva durante varios días, teniendo una consistencia similar a la de la clara de huevo. También, se puede dar de forma definitiva por causa de un tacto vaginal, manipulación ginecológica o una relación sexual.

Después de su pérdida, puede empezar la actividad uterina a través de las contracciones, etapa que puede empezar en horas o días.

¿Cuándo se expulsa el tapón mucoso?

Se expulsa cuando está muy próximo el parto, por lo general, cuando faltan de 5 a 8 días. Aunque no es un síntoma exacto de alumbramiento inminente, si es un dato que debes tener presente a la hora de suministrar la información a tu médico tratante. Esto ocurre porque el bebé comienza a descender al canal de parto, presionando con la cabecita el cuello del útero, dando como resultado pérdida del tapón mucoso e intensificación de las contracciones.

Color del tapón mucoso

El tapón mucoso se presenta como un flujo de color amarillento, marrón y/o rosáceo, debido a que, puede estar acompañado de sangre. En ocasiones puede comenzar con una pequeña cantidad de fluido gelatinoso transparente y sanguinolento. Lo puedes notar en tu ropa interior o durante la micción.

Expulsión del tapón mucoso

Existen varias consideraciones que se deben tener en cuenta sobre la expulsión del tapón mucoso. Las más frecuentes pueden ser:

  • Después de la expulsión del tapón mucoso, se debe tomar precaución para reducir el riesgo de contraer alguna infección.
  • Si se expulsa antes de las 36 semanas, es indispensable contactar a tu médico de inmediato para descartar un parto prematuro.
  • El tapón mucoso no es líquido amniótico. Este se caracteriza por ser un fluido templado parecido a la orina y ante su presencia se debe ir a un centro asistencial de inmediato.
  • Es indispensable diferenciarlo de una hemorragia. Si se presenta con una hemorragia semejante a la menstruación, es urgente ir al centro médico cercano.

Si estás en la etapa terminal de tu embarazo, muy pronto comenzará el camino hacia la etapa más bella de una mujer: Ser Madre. Por ello, ¡No desesperes! Infórmate sobre el proceso en general con tu doctor de confianza y disfrútalo al máximo.

Leave a Reply