Reflejo de moro o sobresalto

Todos los seres humanos al nacer poseen reflejos involuntarios que evidencian un estado de salud óptimo. Entre ellos se encuentra el reflejo del moro o sobresalto, también conocido como el reflejo del abrazo. Es una de las primeras señales que buscan los proveedores de la salud al nacer un bebé. Conoce por qué es importante y los aspectos más destacados que rodean este acto involuntario.

¿Qué es el reflejo de moro?

Es una reacción muscular involuntaria del recién nacido que surge con una estimulación. Aparece generalmente cuando el pequeño se encuentra frente a un ruido inesperado o siente que cae de espalda. Otras definiciones lo explican de la siguiente forma: la respuesta instintiva que aparece cuando el pequeño siente que no posee apoyo o al sufrir cambios repentinos de posición. Es sin duda, un aspecto fundamental del desarrollo nervioso de los bebés. Debe su nombre al pediatra austriaco Ernst Moro, quien lo descubrió y describió perfectamente.

¿Cómo notar el reflejo de moro?

Para notar el reflejo del moro en los pequeños, un médico pediatra, colocará al bebé en posición boca arriba, sobre un área suave y blanda. Una vez listo ejecutará las siguientes acciones:

  • Sin levantar las piernas, se alza ligeramente la cabeza y tronco del bebé dejando sus brazos encogidos sobre el pecho.
  • Se deja caer momentáneamente a unos cm, sobre la mano de la persona que realiza el examen.

Lo ideal es eliminar el peso del pequeño y simular la sensación de caída para activar el reflejo y poder evaluarlo. También se produce cuando se desequilibra un poco para vestirlo o al escuchar un golpecito en la cuna, incluso un estornudo.

Características del reflejo de moro

Una vez realizada la maniobra, el pequeño presentará las siguientes características:

  • Tendrá una mirada de sobresalto y se pondrá rígido.
  • Simultáneamente, extenderá los brazos hacia el aire, moviéndolos con las palmas extendidas y los pulgares flexionados.
  • En algunas ocasiones se puede presentar un llanto transitorio.
  • Al ir culminando el reflejo, el pequeño retraerá los brazos flexionando los codos hacia el cuerpo y se relajará.

Aunque es una experiencia desagradable, indica el estado en que se encuentra el desarrollo del sistema nervioso central. Además, cabe destacar que, al ser un reflejo involuntario puede presentarse estando tranquilo o durmiendo en su cuna.

¿Cuándo aparece el reflejo de moro?

Todos los bebes deben tenerlo activo al momento de nacer ya que aparece en el útero materno cuando se desarrolla el sistema nervioso central. Se ha encontrado activo completamente, en bebés con 34 semanas de nacimiento y en pequeños de 28 semanas o prematuro, activo de forma incompleta. Este reflejo se extiende hasta el 3 o 4 mes de vida, aunque se puede evidenciar levemente hasta los 7 u 8 meses, generalmente en pequeños prematuros.

¿Es normal el reflejo de moro?

Si, si lo es. Su presencia evidencia la salud del sistema nervioso y cerebral ya que en el actúa estímulo visual, auditivo, táctil y propioceptivo. Es considerado un reflejo de supervivencia que le ayuda a mantenerlo alerta.

¿Por qué se produce el reflejo de moro?

Se produce como respuesta a la maduración del sistema nervioso central. Una ausencia o persistencia de este reflejo puede indicar daños y lesiones en el sistema nervioso o cerebral.

¿Es normal que no tenga el reflejo de moro?

No, no es normal. La ausencia de este reflejo en un bebé puede sugerir un daño cerebral o lesiones en la medula espinal. Las causas más frecuentes pueden ser:

  • Síndrome de Down.
  • Listeriosis perinatal o infección por listeria (muy poco frecuente).
  • Displasia del nervio óptico.
  • Hemiplejia

Además, cuando el reflejo se da en un lado del cuerpo, puede deberse a una lesión estructural, que incluye la parálisis de algunas raíces cervicales o la fractura de la clavícula.

¿Qué significa un reflejo de moro persistente?

Existe el caso de que el reflejo de moro persista aun hasta después del 5 mes de edad. Estas señales indican fallas neurológicas severas. De ser así, consulta de inmediato con tu pediatra de confianza.

Recuerda que, este reflejo involuntario es una manifestación de la salud de tu pequeño. Cuando se presente, solo bríndale mucho amor, acarícialo, cálmalo y hazle sentir seguro para que se relaje. Cada evento será un aprendizaje para él y para ti ¡Disfrútalo!

Leave a Reply