Qué son los problemas con la flexibilidad cognitiva y cómo tratarlos

Hay niños que le cuesta mucho organizarse e iniciar nuevas actividades, porque ya están adaptados a un ritmo. A veces, se tildan a esos niños de testarudos, porque no se comprende que puede ser todo un desafío para ellos. Es necesario que sepas, que este comportamiento puede tratarse de problemas con la flexibilidad cognitiva.

Conoce todo lo relacionado a esta dificultad para que estés preparado. Y, además, puedas ayudar al niño a desarrollar las habilidades ejecutivas y manejar estos desafíos, que pueden afectarle su vida.

¿Qué es la flexibilidad cognitiva?

Es la capacidad que tiene nuestra mente de cambiar de pensamiento, ante dos alternativas y buscar múltiples conceptos a la vez. Un ejemplo de este concepto podría ser cuando un niño aprende un procedimiento en concreto y se le presenta una variable. Que le impide terminar o realizar el trabajo porque es incapaz de modificar la estructura o forma en como aprendió.

Esta rigidez o inflexibilidad ante los cambios, le ocasiona al niño una baja tolerancia a la frustración, ya que se negará antes las correcciones y aclaraciones que se le presenten.

La flexibilidad cognitiva forma parte de las funciones ejecutivas y juega un papel muy importante en el aprendizaje. Le permitirá al niño seleccionar la estrategia que se debe aplicar ante diferentes situaciones que puede ir encontrando. Además de ayudarle a percibir la información del entorno y responder de forma que se ajuste a las exigencias de cada situación.

Cómo tratar la flexibilidad cognitiva en los niños

El propósito al tratar a un niño con problemas de flexibilidad cognitiva es aumentar sus habilidades para establecer las relaciones de semejanza entre objetos y situaciones. Se puede iniciar presentándole imágenes de objetos de una misma función, por ejemplo, herramientas, se le pide que busque una que le permita clavar algo, sin usar el martillo.

Hemos seleccionado algunos juegos y actividades que exigen al niño el uso de la flexibilidad cognitiva, observa cada uno y aplícalos:

  • Tastaro: Este juego ayuda al niño a diferentes situaciones de aprendizaje, en donde tiene que decidirse por varias soluciones posibles. Consiste en hacer varias palabras con una misma letra y ordenar historias para luego cambiarlas
  • Abecedario y números magnéticos: Además de enriquecer el vocabulario del niño lo invitas a relacionar objetos y situaciones.
  • Dados para crear historias: Le permitirá al niño desarrollar distintas visiones sensoriales, en función a los sentidos que utilizamos.
  • Juegos de secuencia y clasificación: Entrenarán al discernimiento de los detalles que diferencian un objeto de otro.

Cómo tratar la flexibilidad cognitiva en casa

De seguro ha sido difícil conocer las dificultades de su hijo, pero existen estrategias y tratamientos para ayudarlo. Estas son algunas que puedes implementar en el hogar, selecciona una de ellas no abrumes al niño, así lograrás un efecto positivo.

  • Hacer listas: Donde se le indique los pasos para alguna tarea, esto le ayudará al niño a ver cómo puede empezarla y disminuirá el nivel de ansiedad si le tocara planificar. Además, de funcionan como un recordatorio visual.
  • Coloque límites: En cada tarea asignada coloque tiempo de ejecución, claro siendo flexibles, esto le ayudará en la administración del tiempo.
  • Use una agenda: La planificadores o calendarios son excelentes herramientas para estos niños.
  • Sea claro: Una manera de ayudarlo a escuchar porque deben aprender una nueva forma de hacer las cosas, es explicándoles con claridad el porqué de este cambio.
  • Escucharlo: El niño puede tener métodos que sean válidos, por eso escúchelo y pídale que le explique y decidan entre los 2 que método usar.

El trabajar con niños que tienen problemas con la flexibilidad cognitiva, puede representar todo un reto. Requerirá de mucha paciencia y comprensión, saber que con estos niños siempre hay que buscarle la manera más didáctica de aprender hacer las cosas.

Leave a Reply