¿Qué hacer cuando él bebé dice No a todo?

Educar y entender a los niños no es cosa fácil. Sin embargo, si tu bebé dice no a todo, es indispensable que determines el porqué de su actitud. Además, recuerda que es una etapa que de momento te puede parecer frustrante, pero que pronto pasará. Por lo tanto, no te desesperes, porque él lo notará y empeorará la situación.

¿Por qué dice mi bebé No a todo?

Los niños a medida que crecen van descubriendo aspectos que van formando su personalidad. En esta etapa del NO, ellos no solo van camino a su independencia sino a madurar como persona, crear independencia. Probablemente ni siquiera entienda que significa el termino No.

¿Qué hacer cuando dice No a todo?

Lo ideal es que te mantengas serena y tranquila, sobre todo que no pierdas tu capacidad de análisis para evaluar la situación. Mantén una actitud que le ayude a buscar el equilibrio entre el obedecerte y desarrollar su autonomía. Cabe destacar, que esto no es fácil, pero irás aprendiendo con cada experiencia.

  • Pon límites y haz que los respete con mucho cariño.
  • Ofrece alternativas en las cuales no tenga que decir si o no. Por ejemplo: ¿Deseas comer galletas o cereal?
  • Los niños tienden a actuar más por el ejemplo que les das que por lo que dices. Por ello, evita decir no constantemente. Una opción es disfrazar el término con: es peligroso.

¿Qué No hacer?

No comiences a gritar o a lanzar ordenes que generen una discusión. Es indispensable que no cedas a sus deseos, a menos que hayas evaluado la situación y sea estrictamente necesario. No lo obligues a expresar sus sentimientos en ese momento, si no hasta que se haya calmado. Evita que llegue al llanto y a las rabietas.

Controla la situación

Si la situación se te escapa de las manos, controla la situación. Por lo general, después de un No, viene una rabieta con llantos y gritos. Pon en práctica estas sugerencias:

  • Una vez que determines porque dice No, actúa en consecuencia. Sea que este frustrado, molesto, cansado, nervioso, emocionado, baja a su nivel y préstale atención.
  • Cálmalo, si es necesario abrázalo, deja lo que estás haciendo y confírmale que todo está bien. Y una vez que se calme, déjalo que se exprese.
  • Toma la situación con calma y muéstrale compasión.
  • No hagas caso a comentarios externos como: Si es Malcriado, yo haría tal cosa, entre otros.

Evita que tu bebé desarrolle estas actitudes respetando su tiempo de juegos, sueño y alimentación. Ponle normas y vigila que se cumplan. De esta manera, harás de tu pequeño un adulto de provecho.

Leave a Reply