¿Qué es el autismo?

Cada día es más frecuente escuchar sobre el autismo, actualmente hay mucha información. Pero, este exceso de información ha generado muchos conceptos y opiniones errados sobre este tema. Por eso, ¿Qué es el autismo? Es un trastorno o alteración en la persona que no le permite realizar ciertas actividades, sobre todo comunicativas.

Si tu hijo ha sido diagnosticado de autismo, debes conocer todos los detalles de esta alteración, para que puedas manejar esta condición. Aquí, te suministraremos toda la información necesaria.

Trastorno autista

Se le llama trastorno autista porque es una alteración neurológica que afecta las habilidades comunicativas, sociales y empatía de la persona. Se le da una connotación psicológica, ya que, la persona se concentra en su mundo interno y tiende a perder contacto con la realidad exterior.

Es importante aclarar que es un trastorno de nacimiento y que dura toda la vida de la persona, ya que no tiene cura. Una intervención a temprana edad puede tener mejoras significativas en los niños. Esta intervención se trata de programas o terapias que estimulen sus habilidades de comunicación, cognoscitivas y sociales.

Causas del autismo

Lamentablemente aún no se han logrado determinar las causas del autismo. Hasta el momento, sólo se le atribuye a deficiencias y anormalidades cognitivas o exceso de secreción de serotonina en las plaquetas del niño, pero ninguna de estas dos teorías ha sido demostrada. Según estudios realizados, el autismo es más frecuente en niños que en niñas, esto se debe a las diferencias en la biología de los cerebros.

Características del autismo

A continuación, te presentaremos el perfil de un niño autista:

  • Tiene una mirada profunda, confusamente una mirada que no mira, pero que traspasa.
  • Cuando inicia la etapa escolar no se relaciona ni habla con sus compañeros.
  • Le cuesta asumir el yo, siempre se identifica en tercera persona.
  • Constantes episodios de frustración que los refleja con agresividad, por no saber expresar sus emociones.
  • No tolera los ruidos fuertes, es muy común que tape sus oídos cuando estos ocurran.
  • Sordera selectiva, prestan atención sólo a lo que les interesa. Es por esto, por lo que les cuesta seguir órdenes.
  • Tienden a realizar actividades repetitivas con dar vueltas, aletear con sus brazos o repetir vocalmente algún programa de televisión a la perfección.

Diagnostico del autismo

Sólo profesionales en el aérea pueden diagnosticar a un niño, el proceso del diagnóstico consta de dos etapas:

  1. Exámenes físicos: Se inicia con pruebas neurológicas como electroencefalogramas que miden la actividad cerebral del niño, resonancias magnéticas para ver el lado del cerebro que tiene la actividad irregular y se complementa con exámenes de laboratorio para determinar sus niveles de plomo en la sangre y otros.
  2. Terapistas: Aquí interviene un equipo multidisciplinario como: Terapistas de lenguaje, psicólogos, psicopedagogo que ayudarán a determinar si el autismo es leve, moderado o alto.

Autismo: Enfermedad o condición de vida

Alguno de los conceptos errados que circulan es que el autismo es una enfermedad, siendo un término despectivo e insultante para estas personas. El autismo es una condición de vida, es una forma de ser diferentes, estas personas les cuesta entender las emociones. Perciben la realidad de una forma distinta al resto, por lo que a veces lo tildemos de insensibles o apáticos ante una situación, pero en realidad no es que quieran ser así, es que no comprenden o no saben cómo expresarlo.

Para finalizar, cuando los padres aceptan el autismo como tal, como una condición de vida de su hijo, se les hace mucho más enfrentarlo. Por lo tanto, deben centrarse en darle a su niño las herramientas y técnicas necesarias para que pueda desenvolverse en la sociedad. Es muy importante, reforzarle su autoestima y recordarle con mucho amor que, ser diferente es normal.

Leave a Reply