Posiciones para sacar los gases de un bebé

Es indispensable que después que él bebé se alimente pueda expulsar los gases. Esto es, porque al tomar su biberón o pecho, tragan aire causando molestias abdominales. Aunque se considera una tarea sencilla, existen formas, posturas y posiciones para sacar los gases de un bebé. En este sentido, pueden ser sobre los hombros, sentando él bebe en tus piernas o boca abajo.

Sacar los gases de un bebé recostado sobre tu hombro

Es la manera tradicional que existe. Consiste en recostar a tu pequeño de manera vertical sobre tu pecho, que su cabecita se apoye en tu hombro. Una vez cómodo, dar ligeros golpecitos en la espalda, para facilitar la expulsión de los gases. Para evitar accidentes, coloca sobre tu hombro una toallita, así no te ensuciarás en caso del que el eructo salga acompañado del material ingerido.

Sentar al bebé en tus piernas para que expulse los gases

Si el niño ya está grandecito y se puede sentar, hazlo sobre tu regazo apoyando su cuerpo sobre tu brazo. De igual manera, estimula la expulsión de los gases, dando suaves palmaditas en la espalda del niño.

Sacar los gases de un bebé acostándolo boca bajo

Otra manera tradicional es recostar al bebé sobre la cuna, cama o piernas boca abajo. Si es muy pequeño, se puede recostar en tu brazo. Con la mano libre dar golpecitos suaves en la espalda del bebé. Esto facilitará la salida de los gases. Vigila que la cabecita quede más alta que el resto del cuerpo.

Otras posiciones para sacar los gases de un bebé

Hay niños que se le dificulta en gran manera esta acción. Para ello, prueba hacerle el ejercicio de la bicicleta o masajitos en la pancita.

El ejercicio de la bicicleta

Este ejercicio se realiza de la siguiente manera:

  • Coloca al bebé boca arriba, recostado en una superficie plana (mesa o cama).
  • Toma suavemente sus piernitas, llévale las rodillas a la zona baja del vientre y presiona con sutileza.
  • Después estira las piernas lentamente.
  • Alterna el ejercicio con cada pierna como si fuera una bicicleta.

Esta opción da excelentes resultados incluso si tu pequeño sufre de estreñimiento.

Masajitos en la pancita

Otra técnica para cuando es muy problemático expulsar los gases, consiste en hacer masajes circulares en la zona del vientre. Para ello:

  • Recuesta al bebé boca arriba en la cuna o cama.
  • Frota las manos para que estén calienticas.
  • Baja el pañal y colócale la mano en la zona baja del vientre.
  • Aplica calor y suavemente mueve las yemas de tus dedos de manera circular en el sentido de las agujas del reloj.

En resumen, cada pequeño expulsa los gases de manera distinta. Si notas que al aplicar estas posiciones, no mejora o facilita la expulsión de gases, consulta al doctor rápidamente.

Leave a Reply