Ejercicios beneficiosos para el parto

Si ya cursas la etapa final de tu embarazo, te ayudará saber que hay ejercicios beneficios para el parto, que puedes practicar en tu casa o incluso durante el parto.

Ejercicios para acelerar el parto

Los ejercicios para el parto tienen el objetivo de facilitar la expulsión del bebé a través del canal de parto. Algunos de los que puedes practicar para acelerar el parto están:

Caminar

Al caminar, la cabeza del bebé ejerce presión contra el cuelo uterino, lo cual favorece y acelera el parto. Una larga caminata, también puede ayudar a que la cabeza del bebé encaje en la pelvis, incrementando las posibilidades de iniciar el trabajo natural de parto.

Pelota Suiza

Por lo general, se utilizan para practicar ejercicios de gimnasia y yoga para embarazadas. Sirven para fortalecer el suelo pélvico, estimular el proceso circulatorio e incrementar la capacidad de respiración.

Puedes sentarte sobre la pelota, apoyando los pies en el suelo. Esto te proporciona comodidad, a la vez que incrementa la gravedad, facilitando el descenso del bebé hacia el canal de parto. También, ayudan a aliviar las contracciones durante el proceso de dilatación.

Ejercicios de respiración

Algunas mujeres se sienten más relajadas durante el parto si respiran lenta y profundamente, utilizando el diafragma. La idea es que la respiración tenga un efecto calmante, para que logres disminuir un poco el dolor y la ansiedad durante las contracciones.

Sentadillas

Hacer sentadillas ayuda al bebé a ponerse en la posición correcta para el parto. Para realizarlas, ponte de pie, con la espalda recta y los pies separados. Luego desciende todo lo que puedas, doblando tus rodillas lentamente y mantén la posición durante unos 5 segundos. Realiza un circuito de 20 repeticiones, siempre y cuando te encuentres cómoda.

Estiramiento de kegel

Los ejercicios de kegel consisten en pequeñas contracciones internas de los músculos de la zona pélvica donde se encuentran el útero, vejiga, uretra, y recto. Sirven para tonificar los músculos de la zona pélvica y acelerar las contracciones para el parto.

Para realizarlos, ponte de pie con la espalda pegada a la pared y contrae los músculos de la zona baja de tu pelvis, hasta completar unas 100 repeticiones. La contracción de los músculos debe ser en forma suave y no forzada, para evitar algún daño.

Otra forma de realizar estiramientos de kegel es sentada con las piernas cruzadas, como si fuese una postura de yoga. Una vez así, intenta contraer o cerrar el ano y la vagina y mantener la presión durante 10 segundos, hasta alcanzar una serie de 10 repeticiones.

Ventajas de los ejercicios para el parto

Algunas de las ventajas que obtendrás haciendo ejercicios son:

  • Tonifica los músculos y los prepara para el parto.
  • Aumenta la flexibilidad, lo cual te puede ayudar a evitar una episiotomía.
  • Aumenta la fuerza, la cual necesitarás para el duro proceso del parto.
  • Reduce la ansiedad y el estrés, por lo que llegarás más calmada al proceso de parto.

Estos ejercicios buscan favorecer un parto más cómodo y menos doloroso, ya que tu cuerpo está mejor preparado para afrontarlo. Finalmente, antes de realizar cualquier ejercicio, consulta con tu médico.

Leave a Reply