Cuándo pasar el niño de la cuna a la cama

En este tema los expertos no se han puesto de acuerdo en determinar la edad precisa para pasar al pequeño de la cuna a la cama. No obstante, en su mayoría recomiendan hacerlo cuando el bebé tenga de 18 a 24 meses de edad. En muchos casos esa decisión viene precedida de la llegada de otro integrante a la familia.

Indicativos de que debes pasar el niño de la cuna a la cama

Aunque no hay una edad determinada y recomendada para dar este paso, si existen factores que te indicarán que es tiempo de hacerlo. Algunos de ellos pueden ser:

  • Tu niño es grande, activo y muy independiente.
  • Sabe ir al baño solo.
  • Sabe subirse y bajarse solo de la cama.
  • Se nota incomodo en la cunita.
  • Hay un bebé en camino.

Estos factores aceleran, sin duda, este gran paso en la vida de tu pequeño.

Transición Emocionante

Aunque no existe, ni un día, ni una hora específica para pasar el niño de la cuna a la cama. Es necesario que en algún momento lo hagas. Es imprescindible que la transición sea emocionante, que no cause traumas o estrés. Por tal razón, asegúrate de que cumpla con algunos puntos, por ejemplo:

  • Tu bebé está listo. Que se sienta cómodo con la idea.
  • Controle los impulsos, de manera que pueda apegarse a una rutina de dormir solito sin miedo.
  • Tomar las medidas de seguridad, en sitios donde haya escaleras, desniveles u otro factor que pudieran causar accidentes, si tu bebe se para por la noche.

¿Qué hacer?

Involúcralo en todo el proceso, de ser posible llévalo a que escoja su nueva cama, así como los accesorios: sabanas, mantas, almohadones. Cuando tengas todo listo que sea la hora de dormir, acompáñalo para que se relaje. Apunta estas recomendaciones:

  • Una buena técnica es que se sienta acompañado por su peluche favorito.
  • Cuéntale un cuento.
  • Haz una fiesta para niños grandes y celebrar esta transición.
  • Si está nervioso coloca barandillas a la cama hasta que este seguro.

¿Qué No hacer?

No cedas a la tentación de llevarlo a la cama con ustedes. Si el bebé llora, ve y atiéndelo en su habitación. De esta manera podrá acostumbrarse a la rutina y respetar los nuevos límites. Además, si notas que tu pequeño no está preparado, dale tiempo. Permite que se adapte poco a poco.

Pasar el niño de la cuna a la cama, es solo uno de los tantos cambios que atravesará. Dale el tiempo necesario y apóyalo con mucho amor.

Leave a Reply