Como reconocer la conjuntivitis en un bebé

Como reconocer la conjuntivitis en un bebé

Es importante aprender a reconocer esta enfermedad ocular, pues es muy común en los bebés, ya que sus conductos lagrimales son muy pequeños y tienden a obstruirse con facilidad, ocasionando conjuntivitis.

Que es la conjuntivitis en los bebes

Consiste en una infección e inflamación en la conjuntiva que es la membrana transparente que recubre el globo ocular. También se le conoce con el nombre de ojos rosados. Aunque es una enfermedad que no presenta mayores complicaciones y puedes tratar en casa, se recomienda consultar con el pediatra, si tu bebé no mejora en un par de días.

La conjuntivitis puede ser de origen viral, bacteriano o alérgico. Aprende las principales características de este mal, que puede manifestarse en tu bebé, para tratarla de forma apropiada.

Características de la conjuntivitis

De acuerdo al origen de la enfermedad también se manifiestan las características:

  • Conjuntivitis viral: Está muy relacionada con el resfriado común y se manifiesta con ojos llorosos y enrojecidos en el bebé.
  • Conjuntivitis bacteriana: En estos casos los ojos del bebe pueden estar pegajosos, sobre todo al despertar. También verás una secreción de color amarillenta en sus ojos. Como es de origen infeccioso, se trata con antibióticos para combatirla.
  • Conjuntivitis alérgica: El bebé presenta ojos inflamados, irritados y estornudos pero con ausencia de secreción.

Efectos de la conjuntivitis en los bebés

La conjuntivitis no es una enfermedad grave, pero si es contagiosa. Aunque la conjuntivitis no causas ceguera ni daños permanentes, puede causar muchas molestias en tu bebé, e incluso o dolor en sus ojitos.

¿Cómo saber si un bebé tiene conjuntivitis?

Algunos de los síntomas que presenta un bebé con conjuntivitis es que sus párpados inferiores están más enrojecidos de lo normal, el bebé se vuelve más sensible a la luz, se rasca los ojos y tiene ojos inflamados y llorosos por la irritación. En algunos casos, puede presentar secreción o legañas, lo que puede indicar que la conjuntivitis es producida por bacterias. De todos modos, el pediatra será quien determine de forma profesional si tu bebé tiene conjuntivitis.

¿Cómo curar la conjuntivitis en un bebé?

Algunas recomendaciones para tratar la conjuntivitis de tu bebé en casa son:

  • Limpia los ojos del bebé con una gasa suave impregnada de agua previamente hervida o solución salina.
  • Limpia cada ojo del bebé con una gasa diferente y con movimientos de adentro hacia afuera del ojo.
  • Masajea de forma suave, el área del ojo que está cerca de la nariz para ayudar a limpiar las secreciones que pueden acumularse en el conducto lagrimal. Esta acción también desarrolla mejor los conductos lagrimales del bebé.
  • Consulta con el pediatra quien determinara si es necesario un antibiótico en forma de colirio para curar la conjuntivitis.
  • Si la conjuntivitis es de origen alérgico las compresas de agua fría sirven para aliviar. En caso de conjuntivitis infecciosa puedes tratarla con compresas de agua tibia.
  • Se desaconseja el uso de infusión de manzanilla para tratar la conjuntivitis en los bebés ya que el polen de la planta puede causarles alergias.

Aprende a reconocer esta enfermedad, y no te alarmes si tu bebé tiene conjuntivitis, pues es fácil de tratar y desaparece en pocos días.

Leave a Reply