Cómo quitar el hipo a un bebé

El hipo es un trastorno, que se caracteriza por las continuas y repentinas contracciones del diafragma del bebé, mediante el cual, se impulsa aire hacia los pulmones, produciendo así un cierre en las cuerdas vocales, de allí el hip, hip característicos que produce tu bebé. No hay nada más desesperante para un padre, que el que su hijo tenga hipo. Ahora ¿Cuál es la causa del hipo y cómo puedes quitarlo?

Causas del hipo en un bebé

El hipo es muy frecuente en los bebés, debido a que, en los primeros meses de vida, el lactante no ha desarrollado la válvula que conecta el esófago con el estómago, por lo que no existe un completo cierre. Por esta razón, en la mayoría de los casos, el hipo, no tiene una causa específica para producirse. Sin embargo, pudiera haber circunstancias que pudieran propiciar el que aparezca. Por ejemplo, una mala digestión, una crisis de llanto, el que el bebé se sienta demasiado lleno, entre otras.

Maneras de quitar el hipo en un bebé

Para aliviar o quitar el hipo en tu bebé, puedes intentar uno de los siguientes remedios que son altamente efectivos para que tu bebé deje de hipar:

  • Darle de beber agua, de tal manera que no trague aire.
  • Realízale un masaje en la espalda, colocando al bebé en una posición de lado, es decir, sobre uno de los hombros. De esta manera, los gases que tiene acumulado en el estómago serán expulsados.
  • Trata de cortar el ritmo del diafragma. Puedes hacerlo al ocasionarle un estornudo, haciéndole cosquillas en la nariz, o también puedes intentar cambiarle la postura.

5 formas de evitar el hipo en un bebé

Para evitar el molesto hipo en un bebé debes evitar lo siguiente:

  • Evitar darle a tu bebé alimentos que no son aptos para su tiempo. Para ello, debes seguir las indicaciones de tu pediatra con respecto a la alimentación de tu bebé.
  • Darle comida caliente.
  • El biberón no debes dárselo acostado, pues es una posición en la que el bebé puede tragar aire. Debe estar semiacostado.
  • Evita que coma demasiado rápido.
  • Debes revisar que el biberón no tenga una abertura muy grande, pero tampoco muy pequeña.
  • Sácale bien los gases después de comer.

Cuándo es necesario acudir al pediatra

Ten paciencia, el hipo es muy común los primeros 6 meses, luego, aunque puede que una que otra vez, les dé hipo, no será con la misma frecuencia. Pero, hay ocasiones en lo que será necesario acudir al pediatra. Por ejemplo, si ocurre lo siguiente:

  • Si después de 3 horas el bebé sigue con el hipo. Debido a que, ese es el tiempo que requiere el estómago para vaciarse.
  • Si notas que tu bebé siente dolor, llora, o tiene fiebre, es en ese momento en el que no importa cuánto tiempo tenga con el hipo, que debes llevarlo al pediatra.

En conclusión, el hip-hip que tanto puede preocuparte, y que tú puedes considerar un fastidio, en realidad no lo es. Básicamente, tu bebé no siente nada en lo absoluto cuando tiene hipo.

Leave a Reply