Cómo cuidar la piel de un bebé

La piel de un bebé es tan suave y delicada, que es de vital importancia cuidarla para que se mantenga saludable y así prevenir futuras infecciones o irritaciones. Por eso, a la hora de cuidar la piel de un bebé, debes ser precavido en cuanto al trato y a la limpieza, pero sin irte a los extremos.

Cuidados esenciales de la piel de un bebé

Para evitar alguna irritación es necesario proteger la piel del bebé de la manera correcta, siguiendo algunos cuidados elementales:

¿Qué cuidados debes tener con la ropa del bebé?

Como la piel del bebé es muy sensible a los olores y texturas de las telas (que al rozarlo provocan alergias). Por eso, opta por un jabón neutro para lavar su ropa, incluyendo sabanas y mantas. Escógele ropa de tela de algodón. Además, si observas etiquetas por el lado interno de la ropa, trata de cortarlas, ya que causan irritación.

Protege la piel del bebé cuidando su alimentación

La alimentación incide notablemente en su delicada piel. Es necesario incluir frutas y verduras, que contengan las vitaminas A, C y E. Las cuales le ayudarán a desarrollar las células necesarias para proteger la piel y contribuyen a producir colágeno.
Por otra parte, la leche, es indispensable en la alimentación de un bebé, esta contiene el calcio que protegerá su piel, cabello y uñas.
Evita darle dulces empaquetados, ya que poseen grandes cantidades de azúcar, que no le proporcionará ningún antioxidante a su piel. Si optas por darle algún dulce, que sea de preferencia casero.

Cuida la piel del bebé al aire libre y al sol

Como su piel es tan sensible, durante los primeros meses de vida, no es recomendable exponerlos a la radiación ultravioleta, debido a que, suelen quemarse muy fácilmente. En el caso de bebés mayores de 6 meses evita exponerlos al sol luego de las 10 de la mañana, hasta las 4 de la tarde (16:00 horas).
Si vas de paseo, colócalos bajo la sombra, utilizando gorros y ropita de algodón, además, aplícale crema formulada para bebés, que contenga protección superior a 30, mínimo treinta minutos antes de salir.
En caso que desees evitar las picaduras de insectos, utiliza parches (repelentes especiales) que puedas adherir a su ropa, cochecito y/o cuna. Evita el uso de repelentes en crema o spray, ya que suelen ser agresivos.

Recomendaciones para el cuidado de la piel de un bebé

La piel de tu bebé requiere de mucha atención, ya que es más delgada y delicada que la de un adulto. Además posee pocos anticuerpos, que la dejan indefensa ante infecciones. Por eso, realiza lo siguiente:

  1. Antes de pasear protege su piel con una crema hidratante, especial para bebé, sin perfume.
  2. Utiliza jabón neutro, de glicerina o de avena para bañarlo.
  3. Escoge ropa de 100 % de algodón.
  4.  Evita baños largos, para no resecar su piel.
  5.  Cambia frecuentemente su pañal, aplicando cremas en el área del pañal, para protegerlo de quemaduras e irritaciones.
  6.  No le coloques perfumes o colonias.
  7.  Mantén sus uñas bien cortas, para que no se rasquen o evitar rasguños.
  8.  Limpia su rostro y cuello luego de alimentarlos.

Siguiendo estas sugerencias, podrás mantener saludable la piel de tu bebé.

Leave a Reply